Hace unas semanas presencié una discusión entre dos personas en la que se hacían referencias constantes a Equipo de Trabajo y Grupo de Trabajo, sin apreciar la diferencia que existe entre ambas expresiones. Esta discusión me ha motivado para escribir un pequeño artículo sobre las principales diferencias que existen entre estos dos términos.

Diferencia entre Equipo y Grupo de Trabajo

La Real Academia de la Lengua Española define “grupo” y “equipo” de la siguiente manera:

Grupo: Pluralidad de seres o cosas que forman un conjunto, material o mentalmente considerado.

Equipo: Grupo de personas organizado para una investigación o servicio determinados.

El grupo hace referencia a un conjunto de seres o cosas, que no tiene por qué estar organizado para un fin concreto. Sin embargo, el equipo es un grupo de personas que se organiza y crea para un fin específico.

Para poder entender de manera sencilla y esquemática las diferencias entre Grupo de Trabajo y Equipo de Trabajo, aquí tenéis una tabla con las características de cada concepto:

diferencia entre grupo y equipo

Los Equipos y el pensamiento Lean

En el artículo ¿Qué es Lean? Del Lean Manufacturing al Lean Life  se explica que el sistema Lean tuvo su origen por la necesidad de Toyota de competir con las grandes compañías automovilísticas americanas, cuyo funcionamiento estaba basado en la visión Taylorista de la producción en masa.

Estas organizaciones tradicionales, que producen a gran escala, funcionan por medio de la especialización de sus trabajadores. Cada persona realiza un trabajo individualizado para el cual es muy eficiente, pero normalmente no cuentan con una visión de conjunto -de procesos- ni existe implicación por los resultados globales. Es el claro ejemplo de organización en la que predominan los Grupos de trabajo.

Sin embargo, la filosofía Lean apuesta por el trabajo en Equipo. De hecho, el principio número 10 del Toyota Way hace referencia a la importancia de los Equipos de trabajo:

Principio 10. Desarrolle personas y equipos excepcionales que sigan la filosofía de su empresa

  • Cree una cultura estable y fuerte en la que los valores y creencias de la empresa se compartan ampliamente y vivan durante un periodo de muchos años.
  • Forme a individuos y equipos excepcionales para que trabajen dentro de la filosofía corporativa de modo que logren resultados excepcionales. Trabaje muy duro para reforzar la cultura continuamente.
  • Use equipos multifuncionales para mejorar la calidad y la productividad y fomentar el trabajo en flujo resolviendo los problemas técnicos difíciles. La autonomía se produce cuando el personal usa las herramientas de la empresa para mejorar la empresa.
  • Haga un esfuerzo continuo por enseñar a los individuos a trabajar juntos como equipo para lograr objetivos comunes. Debe aprenderse el trabajo en equipo.

Invertir en formación para las personas, no solo para su propio desarrollo profesional (que es esencial para mantener la motivación del empleado) sino para crear equipos eficientes que puedan ayudar a crecer a la organización compartiendo unos objetivos comunes, es una característica muy Lean que, por desgracia, no siempre se aplica. Si os apetece leer algo más sobre la importancia de la formación en la empresa os recomiendo este interesante artículo Formación y Capacitación – La amenaza fantasma.

El pensamiento Lean no se entiende sin las personas y los equipos, es uno de los pilares básicos que sostienen este sistema. Es muy importante la referencia constante que se realiza a que la cultura de equipo debe ser transmitida y reforzada por la dirección de la organización. Los empleados jamás podrían implicarse si la cultura de la organización no fomenta la participación y frena la creatividad de sus empleados. Las empresas Lean lo saben y tratan de trabajar para que el empleado se comprometa y forme parte de la mejora continua de la organización.

(Fuente imagen: http://www.freepik.es/)